Hace ya un tiempo “bautizamos” a Aynara, una niña preciosa y simpatiquísima, nacida para posar, en ningún momento pareció que le importara que le apuntáramos con los imponentes objetivos de la cámara, eso es de agradecer y creo que se nota en los resultados fotográficos.

Un gran saludo para Aynara y sus papis, nos vemos en la comunión 🙂