Una divertida sesión en unos exteriores especiales, el contraste entre el marrón de la tierra y el verde de los olivos dan ese color mágico que combinado con la luz del atardecer crean un ambiente cálido y muy agradable. Y si además tenemos unos modelos tan guapos como Nil y Eva , pues hay que aprovecharlo sí o sí.