Esta preciosa sesión postcomunión se realizó en la playa de las casetas de Garraf, me encanta ir a esta ubicación porque en verano el sol se queda detrás de la montaña muy pronto y, por lo tanto, la luz es muy suave y se pueden conseguir fotografías con una luz muy homogénea, ideal para trabajar con flash.

Me encantó realizar esta sesión con Carol, su naturalidad, fuerza, espontaneidad y diversión son evidentes. Es un lujazo hacer fotos a niñas así de entregadas, salen unas fotografías la mar de divertidas.